Ahora que 2013 agoniza me parece el mejor momento para dejar morir también este blog.
2014 será mi primer año como licenciada y, sobre todo, como exiliada. Dejo de ser estudiante universitaria para ser periodista con todas sus letras. Dejo de andar por calles mediterráneas para empezar a pisar calles mexicanas. Tanto cambio merecía una nueva etapa en internet así que a partir de hoy me mudo también de blog. Ahora estoy aquí.
Si queréis pasearos por allí, sois más que bienvenidos.